GEMA OTOÑAL


La tarde se desvanece

en tibias estelas de luz.

Quiebran hojas que agonizan

en ocre resignación.

Mientras mi pesado maletín,

curva mi espalda

en el camino.

Los pensamientos bullen

y apabullan

los pies cansados.

Obedientes…

A mis apasionados sueños

de loco idealista.

Apuran el paso

En ansiosa meta.

Vuelvo a mi hogar.

Me espera un té caliente

que reconforta mi día.

No acallarán jamás

el sabor dulce

de la caprichosa aventura…

Brota en mí lo que nunca se apaga.

Esa divina llama

encendida…

La página me espera

en un ruego blanco…

Y casi sin querer

Brota mi poesía.


Lila Lahitte (LAYLA)


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lila que bello!!! Estoy archivando tus poesías para mostrarselas a mis alumnos en el Ciclo de poesías . Para cuando el libro.

Liliana Cussigh

Lila dijo...

Gracias, Liliana. Paso lento pero seguro... Será una sorpresa. Tiempo al tiempo. Es mi meta!

Lila